embajador-rdLa agresión al Consulado de la República Dominicana en Haití, donde se quemó el símbolo patrio se produjo luego de una marcha en repudio a supuestos maltratos de los dominicanos en contra de los ciudadanos haitianos


Washington, DC.-El Embajador dominicano ante el gobierno de los Estados Unidos, José Tomás Pérez, criticó la quema de la bandera dominicana por ciudadanos haitianos en Puerto Príncipe, Haití, además de la incursión en terreno del consulado dominicano en esta ciudad.


Al mismo tiempo, calificó este hecho como una “violación a la nacionalidad y la soberanía nacional.”


“Es una violación a la nacionalidad y la soberanía nacional, los hechos vandálicos protagonizados por ciudadanos haitianos y miembros de la sociedad civil de ese país, al quemar la bandera nacional, luego de arrancarla del asta de la embajada dominicana en Haití, para después tratar de imponer su bandera”, manifestó el Embajador Pérez.


El alto funcionario dijo “apoyar la decisión del gobierno dominicano de llamar a consulta a su embajador en esa nación.”


Al coincidir con las declaraciones del canciller de la República Dominicana, en el sentido de que “es inaceptable que Haití acuse al país de racismo y xenofobia”, Pérez afirmó que “ningún país ha sido tan solidario con Haití como la República Dominicana”, conforme enfatizó el diplomático.


Consideró además que “el gobierno haitiano lo que debe hacer, es apoyar y poner real empeño en que el plan de regularización, cumpla sus metas y culmine con éxito, en beneficio de ambos gobiernos.”


José Tomás Pérez recordó que el gobierno dominicano está “invirtiendo más de mil millones de pesos, en un plan de regularización, que beneficia a miles de haitianos nacidos en la República Dominicana, sin embargo entiende que el gobierno haitiano no ha respondido en la misma proporción para que este plan sea exitoso.”