Papa Francisco


El papa Francisco regaló hoy 300 paraguas a los sintecho que se resguardaban en las inmediaciones de la Basílica de San Pedro del Vaticano de la fuerte lluvia que cae desde ayer sobre Roma y el Vaticano.


Según informan medios locales, esos paraguas pertenecieron en algún momento a turistas, que los olvidaron, y fueron recogidos por el personal que trabaja tanto en la basílica como en los museos vaticanos.


Gracias a esta iniciativa solidaria del argentino Jorge Bergoglio, el olvido de algunos sirvió hoy para proteger a cientos de personas que duermen en la calle y que se han visto obligadas a agolparse en las columnas del Vaticano para capear el temporal.


El Limosnero del Vaticano, el polaco Konrad Krajewski, fue el encargado de entregar los paraguas en nombre del papa Francisco.


El pasado 18 de diciembre, con motivo de su 78 cumpleaños, el pontífice regaló 400 sacos de dormir a sintechos que viven en las calles de Roma y en los aledaños de la Ciudad del Vaticano.