Ucraniano


El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania anunció que comienza hoy a replegar su armamento pesado de la línea que separa sus posiciones de los milicianos prorrusos en la zona del conflicto en el este del país.


“En cumplimiento de los acuerdos alcanzados en Minsk el 12 de febrero, Ucrania comienza hoy a retirar piezas de artillería de 100 milímetros de la línea de separación de fuerzas”, se afirma en el comunicado castrense.


El Estado Mayor recalcó que esta medida es “el primer paso para el repliegue del armamento pesado” y que se llevará a cabo bajo la supervisión y verificación de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).


“La parte ucraniana exige un alto el fuego total y el cumplimiento inmediato de los acuerdos de Minsk por todos sus signatarios”, añade el comunicado.


El alto mando ucraniano advirtió de que “en caso de intentos de ataques (de los separatistas prorrusos), el calendario del repliegue del armamento pesado será corregido” y subrayó que “las tropas ucranianas están plenamente preparadas para defender el país”.


Los acuerdos de Minsk fueron firmados por representantes de Ucrania, Rusia, la OSCE y los líderes de los separatistas prorrusos de las regiones de Donetsk y Lugansk.


El plan de arreglo, de trece puntos, fue respaldado por los presidentes de Ucrania, Petró Poroshenko; Rusia, Vladímir Putin; Francia, Francois Hollande, y la canciller federal alemana, Angela Merkel.


Según los acuerdos, tras el alto el fuego, las partes en conflicto han de retirar su armamento pesado a al menos 50 kilómetros de la línea de separación: para la parte ucraniana, de las posiciones que ocupaban para el 12 de febrero, y para los separatistas, de las que tenían en septiembre del año pasado.