Haiti


El director General de Migración, José Ricardo Taveras, instó ayer a la comunidad internacional y a las organizaciones sin fines de lucro que han criticado a República Dominicana por el tema migratorio, a que en el plazo que queda del Plan de Regularización ayuden a Haití para que doten de documentos a los haitianos que reclaman su regularización.


Reconoció que Haití tiene muchas limitaciones financieras que quizás tienen otras prioridades, pero que quienes han criticado deben hacer un esfuerzo y ayudarles, porque muchas de esas organizaciones manejan grandes cantidades de recursos económicos.


“Yo no sé como se inquietan tanto por la documentación de los haitianos en la República Dominicana y nunca se ha hablado de un proyecto para dotar a Haití de un registro civil robusto”, dijo.


Advirtió que en la comunidad internacional y las ONG debe quedar claro que el Gobierno y el pueblo dominicano han hecho los sacrificios que tenían que hacer y entiende que si de aquí a junio esas entidades y gobierno no hacen nada por Haití, la República Dominicana podrá decir que hizo lo que le correspondía.


Aclaró que el Plan de Regularización es único en el mundo, y que jamás ningún gobierno había invertido los recursos que destina para regularización de los extranjeros, principalmente los haitianos.


Afirmó que el aporte que ha hecho el país es el Plan de Regularización y el sacrificio financiero que ha hecho de invertir más de mil millones de pesos.


Afirmó que si en el plazo previsto no se regularizan muchos haitianos, ya no es por la culpa de los dominicanos y recordó que la identificación de ciudadanos es una política soberana de cada Estado.


Aclaró que en el caso de los haitianos, por una tratado binacional que existe desde 1939, la República Dominicana no puede documentar ciudadanos haitianos.


Entrevistado antes del inicio del acto que dejó iniciados la construcción de un resort en Cap Cana, el funcionario dijo que la República Dominicana es el único país que solo está exigiendo un documento de identificación del país de origen para iniciar el proceso de regularización y que es a los dos años que deben presentar otros documentos como pasaportes. José Ricardo Taveras insistió en que ninguna otra parte del mundo no existe otro plan nacional de Regularización como el de aquí.