Lider


El líder supremo iraní, Alí Jameneí, envió recientemente una carta al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la que evitó comprometerse a combatir al grupo yihadista Estado Islámico (EI) una vez alcanzado el acuerdo nuclear, informó hoy en exclusiva The Wall Street Journal.


La misiva de Jameneí respondía a una carta que Obama le envió en noviembre y en la que le pedía colaboración en la lucha contra los extremistas del EI cuando Irán selle el acuerdo nuclear que negocia con el G5+1 (China, Rusia, EE UU, Alemania, Francia y el Reino Unido).


“La respuesta del líder supremo fue respetuosa pero no hubo ningún compromiso“, explicó un diplomático iraní al diario estadounidense.


Ninguno de los dos Gobiernos ha confirmado oficialmente la correspondencia entre ambos mandatarios.


El pasado 6 de noviembre Obama envió una carta secreta al ayatolá en la que esgrimió el interés compartido de combatir a los yihadistas del Estado Islámico, reveló también entonces el Journal.


Estados Unidos rompió sus relaciones con Irán en abril de 1980, después de que en noviembre de 1979 estudiantes islámicos iniciaran la ocupación de su embajada en Teherán, que duró 444 días y donde, con el apoyo del régimen, fueron tomados como rehenes 66 ciudadanos estadounidenses, de los que 52 estuvieron retenidos hasta el final.


Aunque Teherán y el G5+1 tenían como fecha límite el 24 de noviembre pasado para alcanzar un pacto que ponga fin a más de doce años de enfrentamientos y sanciones internacionales contra Irán, se acordó una prórroga de siete meses, hasta el próximo 1 de julio.


Irán está sometido a sanciones internacionales de la ONU y por parte de la UE, Estados Unidos y otros países debido a su programa nuclear, que algunos gobiernos sospechan que tiene fines armamentistas, mientras Teherán asegura que es exclusivamente civil y pacífico.


La comunidad internacional teme que, tras el paraguas de un programa nuclear civil, Irán ambicione desarrollar armamento atómico, algo que siempre ha negado la República Islámica.