Ataques


Un tiroteo en un acto a favor de la libertad de expresión en el que participaba un dibujante que había hecho caricaturas del profeta Mahoma y una segunda balacera ocurrida horas más tarde en el exterior de una sinagoga dejaron dos muertos y cinco policías heridos en Copenhague, reviviendo el temor a otra ola de terror en la capital danesa, un mes después de que 17 personas fallecieran en ataques terroristas en París.


Dos horas más tarde, la policía anunció que había disparado y matado a un hombre que disparó a agentes cerca de una estación de tren.


El presunto responsable de los ataques mortales en Copenhague que fue abatido tenía 22 años, antecedentes delictivos y un historial de violencia y quizá se inspiró en terroristas islámicos así como en la matanza en el semanario Charlie Hebdo en París, informaron las autoridades danesas ayer.