Banco


La Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) de Chile no detectó ninguna infracción en la entrega de un millonario crédito bancario a la empresa de Natalia Compagnon, nuera de la presidenta chilena, Michelle Bachelet, para realizar un negocio inmobiliario.


El titular de la SBIF, Eric Parrado, dijo en declaraciones que publica hoy el diario Pulso que la entidad revisó todos los antecedentes del préstamo de 6.500 millones de pesos (10,4 millones de dólares) otorgado por el Banco de Chile a Caval Limitada, la firma de Compagnon.


“La SBIF no ha detectado infracciones legales y normativas que pudieran poner en riesgo a los depositantes y la solvencia del banco”, dijo el Superintendente de Bancos, que está al frente de un organismo público encargado de velar por el buen funcionamiento del sistema financiero.


El otorgamiento del crédito ha desatado sospechas de tráfico de influencias y uso de información privilegiada porque la sociedad que lo obtuvo tenía un capital de apenas seis millones de pesos (menos de 10.000 dólares) y el objetivo de los recursos era adquirir unos terrenos rurales que estaban pendientes de ser recalificados para uso urbano, cosa que no ha sucedido.


Además ha puesto en la picota a Sebastián Dávalos, esposo de Compagnon e hijo de Bachelet, que participó en una reunión con el vicepresidente y dueño del Banco de Chile, Andrónico Luksic, previa a la entrega del crédito.


El préstamo se concretó en diciembre de 2013, un día después del triunfo de Michelle Bachelet en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.


El hijo mayor de la presidenta Bachelet se desempeña actualmente como director del área sociocultural del Palacio de la Moneda, un cargo por el cual no recibe retribución económica alguna.


Dávalos, que aún no se ha referido públicamente al caso, presentó el miércoles pasado su declaración de intereses y patrimonio para tratar de calmar las aguas.


El Gobierno, en tanto, se ha desmarcado de la polémica con el argumento de que es un asunto entre privados y ha conminado al hijo de la mandataria a dar las explicaciones que correspondan.


La oposición conservadora exige la dimisión de Dávalos y ha anunciado que el próximo lunes presentará una denuncia para que la Fiscalía investigue el otorgamiento del crédito a la empresa de Compagnon.


El diario La Tercera reveló este jueves que Caval cerró a comienzos de semana la venta de los terrenos que compró en la región de O’Higgins con el polémico préstamo bancario, un negocio inmobiliario por el cual obtendrá 2.500 millones de pesos de beneficios (unos cuatro millones de dólares).


El importe de esta transacción fue de 9.500 millones de pesos (14,5 millones de dólares), a los que hay que descontar 6.500 millones de pesos (10,4 millones de dólares) del préstamo otorgado a Caval por el Banco de Chile y 500 millones de pesos (760.000 dólares) en concepto de intereses.