Dictan


El juez Alejando Moscoso Segarra decidirá mañana si dicta o no prisión preventiva u otro tipo de medida de coerción contra el senador peledeísta Félix Bautista, acusado junto a otras seis personas de lavado de activos y enriquecimiento ilícito en perjuicio del Estado.


El pedimento a Moscoso Segarra, designado como juez de la instrucción especial para el conocimiento del caso, le fue hecho por la Procuraduría General de la República durante la audiencia de la pasada semana, que entró en receso hasta hoy.


Tras solicitar la medida de coerción, la titular de la Procuraduría Especializada contra la Corrupción Administrativa (PEPCA), Laura Guerrero Pellestier, afirmó que los movimientos bancarios realizados por la red societaria de Bautista superan los 25 mil millones de pesos.


Sostuvo que el entramado societario y financiero contaba con una fortuna aún no calculada, invertida en más de 500 activos entre los cuales se destacan unos 175 vehículos de diferentes marcas, modelos y años.


Expresó que esto, sumado a una considerable cantidad de muebles e inmuebles que reitera, ninguno de los imputados tiene forma de Justificar.


“Hemos dicho en múltiples ocasiones, independientemente de lo que alegue la barra defensa, que no existe fórmula matemática transparente y ética que logre justificar el exorbitante enriquecimiento experimentado por Félix Bautista y sus aliados, en el período en el que el principal imputado ocupaba la dirección de la OISOE”, adujo.


Moscoso Segarra dijo que “sería interesante” que los imputados puedan explicar el sorpresivo cambio de sus patrimonios, a partir de 2004, sin que ninguno siquiera estuviera devengando grandes salarios”.