Leonel


Los adversarios políticos del expresidente Leonel Fernández estarían orquestando una campaña de descrédito en su contra, cuyo propósito sería inhabilitarle como candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) para las elecciones del 2016.


Analistas consideran que las denuncias del excapitán Quirino Ernesto Paulino Castillo forman parte del plan, del cual no excluyen a sectores que desde el Gobierno promueven la reelección.


Desde hace dos años el expresidente Fernández enfrenta una campaña de cuestionamientos por presuntos actos de corrupción en su gobierno.


La primera acusación contra Leonel hace más de un año la protagonizó el presidente de Alianza País, Guillermo Moreno, quien fuera el fiscal del Distrito Nacional en su primer gobierno.


Moreno presentó ante la fiscalía recortes de periódicos y otros documentos como alegadas pruebas de corrupción, pero fue desestimada en la Fiscalía del Distrito por inconsistencia.


Ahora, según sectores políticos, le salpica a Leonel un alegado involucramiento al condenado narcotraficante Quirino Ernesto Paulino Castillo, cuyo tema fue la atención del país ayer al supuestamente hablar por la emisora de radio Z-101, y cuya identidad real es investigada por los organismos de seguridad del Estado, según anunció el ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul.


Quirino dijo que “colaboró” con 200 millones de pesos en la campaña de Leonel en las elecciones del 2004, de cuyo proyecto el presidente Danilo Medina fue el jefe de campaña. Se definió como amigo del expresidente Hipólito Mejía, del que hizo campaña en la zona Sur, pero que no colaboró económicamente.


El ministro de Interior y Policía, senadores, diputados y dirigentes del PLD salieron al frente a esas acusaciones del individuo que se identificó como Quirino y defendieron la honestidad del expresidente Fernández.