Condena


Un tribunal cubano condenó a cadena perpetua a dos hombres y dictó penas de prisión de entre 25 y 8 años para otros cinco por el asesinato de cuatro personas dentro de un plan de salida ilegal del país simulado, informaron hoy medios oficiales.


Los condenados a “privación perpetua de libertad” son Jorge Luis Salazar, sentenciado por asesinato en grado de tentativa, y Reinier Armas, por asesinato y asesinato en grado de tentativa, según una nota oficial que publica este lunes el diario oficial Granma.


También se les considera autores de otros delitos como robo con violencia o intimidación de las personas y falsificación de carné de identidad.


Los otros cinco condenados a diversas penas de cárcel son Rafael Sánchez y Yassel Montero, sentenciados a 25 años y 22 años de prisión respectivamente por robo con violencia; Michel Luis García al que se imponen diez años de cárcel por delito de tráfico de personas, y Yusniel Grimont y Jorge Ramón Suárez condenados a ocho años cada uno también por tráfico de personas.


La sentencia fue dictada por el Tribunal Provincial de Artemisa, que ha sancionado a esos siete hombres por “concebir y ejecutar un plan en el que simulaban la organización de una salida ilegal del territorio nacional hacia los Estados Unidos por vía marítima, con el propósito de apropiarse del dinero que los interesados en abandonar el país les pagarían” para ese viaje.


Los encausados “lograron enrolar a once personas, mediante el engaño de emigrar de forma segura, y se cercioraron de que el día previsto para la salida llevaran consigo la cifra acordada”.


La noche del 7 de junio de 2014 esas personas que querían abandonar el país fueron trasladadas de forma individual a una finca del municipio de Bauta.


Allí, “por sorpresa y aprovechándose de la superioridad numérica, oscuridad y condiciones del terreno”, los autores del plan “procedieron a agredir premeditadamente a cinco de ellas, logrando privar de la vida a cuatro”, según considera probado el tribunal.


Según la sala de lo penal del tribunal de Artemisa, dos años antes, cuatro de los implicados utilizaron una fórmula similar y se apropiaron “violentamente del dinero de otra persona bajo la falsa creencia de una salida ilegal del país”.


Además de las condenas de prisión, el Tribunal de Artemisa ha declarado a los dos condenados a cadena perpetua responsables civiles de los hechos y deberán indemnizar a los familiares de las víctimas. Contra esta sentencia cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo de Cuba, señala la nota oficial.