Bahamas


El Ministerio de Asuntos Exteriores de Bahamas reaccionó ayer con reservas a la resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que exige mejoras al trato que reciben los inmigrantes detenidos en el Centro de Detención Carmichael Road.


“De primera instancia, es desafortunado que el informe parece haber adoptado la narrativa de varios grupos de derechos humanos y activistas en la prensa que no está basada en hechos verídicos. Muchos de los argumentos están basados en material anecdótico no confirmado”, expresó.


Según apuntó, el Gobierno está revisando el informe, por lo que próximamente, “será enviada una nota diplomática por parte del Gobierno de Bahamas en respuesta a las denuncias y recomendaciones”.


En una resolución del 13 de febrero, la CIDH dictó medidas cautelares contra el estado de Bahamas para que, en un plazo de 15 días, haga lo necesario para proteger los derechos a la vida y la integridad física de las más de cien personas en ese centro de detención.