Niños


La policía rescató a cientos de niños que trabajaban en industrias peligrosas en una ciudad del sur de India a pesar de las leyes que prohíben el trabajo infantil, informó el jueves un funcionario.


En una serie de redadas en fábricas de curtido de cuero y plástico en Hyderabad durante los últimos 10 días, la policía dijo que rescataron a por lo menos 350 menores.


Funcionarios de bienestar infantil acompañaron a algunos de los niños el jueves, ya que fueron enviados en un tren especial para reunirse con sus padres en Bihar, uno de los estados más pobres de la India. Unos 200 niños volvieron a Bihar a principios de semana, informaron las autoridades.


La policía arrestó a cinco hombres acusados de llevar niños a los dueños de las fábricas.Un oficial de la policía dijo que los menores trabajaban largas horas en condiciones deplorables.


“Encontramos a los niños confinados en su lugar de trabajo en condiciones inhumanas”, dijo V. Satyanarayana, un funcionario policial en Hyderabad. “Eran obligados a trabajar durante casi 12 horas al día sin ningún respiro”.


“Muchos de los niños sufrían de la piel y otras enfermedades, ya que tenían que trabajar en habitaciones oscuras, sin ventilación y antihigiénicas”, dijo Satyanarayana. Agregó que los patrones vigilaban con cámaras de video y cualquier menor que dejara de trabajar era golpeado.