TOPSHOTS-AFGHANISTAN-AVALANCHE-ACCIDENT


El número de muertos por varios aludes registrados en Afganistán en las últimas 48 horas aumentó hoy a 208, mientras continúan las labores de rescate tras el peor temporal de nieve registrado en algunas zonas del país asiático en 30 años, informaron a Efe fuentes oficiales.


En la zona más afectada por el mal tiempo, la provincia nororiental de Panjshir, el número de fallecidos ascendió a 190 después de que los equipos de emergencia recuperasen más cadáveres de entre las ruinas y la nieve tras la mejora de las condiciones meteorológicas, dijo a Efe el gobernador provincial, Abdul Rahman Kabiri.


Indicó que las últimas muertes se produjeron ayer cuando las casas de las víctimas fueron sepultadas por la nieve y que 40 personas resultaron heridas.


Kabiri afirmó que las operaciones de rescate prosiguen en marcha con la ayuda de las fuerzas de seguridad y que teme que el número de fallecidos aumente.


De acuerdo con la fuente al menos 15 personas continúan atrapadas en una zona remota de la región y las autoridades desconocen si continúan con vida.


El resto de las víctimas mortales se produjeron ayer en la provincia central de Parwan, donde murieron 10 personas a causa de las avalanchas y el frío, y en las regiones orientales de Nangarhar y Laghman, con ocho fallecidos.


La situación climatológica durante los últimos días está siendo particularmente adversa en el norte y este de Afganistán.


El domingo, en la provincia de Badajshan, murieron doce personas en una avalancha de nieve que destruyó sus casas mientras dormían.


Afganistán sufre con frecuencia desastres naturales que provocan grandes pérdidas humanas, como los corrimientos de tierra que causaron la muerte de 2.000 personas en mayo del año pasado en el noreste del país.