pnKelvin Hernández Flaquer, quien formaba parte de la red Figueroa Agosto, fue arrestado junto a otros seis imputados, contra los cuales será solicitada prisión preventiva como medida de coerción por el secuestro del dominico español Antonio Juan Farías.


La Romana.- En un operativo realizado por el Ministerio Público de este departamento judicial junto a miembros de la Policía Nacional, para el rescate del dominico español Antonio Juan Farías, fue arrestado el reconocido narcotraficante Kelvin Hernández Flaquer, alias Coto, perteneciente a la red Figueroa Agosto.


De acuerdo a informaciones de la Procuraduría General de la República, contra Hérnández Flaquer y otros seis imputados apresados durante el operativo, el Ministerio Público solicitará prisión preventiva como medida de coerción, durante una audiencia a realizarse en el Tribunal de Atención Permanente de esa jurisdicción, el próximo viernes 20 de febrero, a partir de las 9:00 de la mañana.


Durante la operación, encabezada por el procurador fiscal titular de La Romana, Richard Güilamo, también fueron apresados los imputados José Esteban Medina Ubiera (Oreja), Henry William Castillo Paulino (Tulile), Ricardeau Barjón (Dodo), Lenin Aneudis Morales Santana (Joselo), Carlos Manuel Cordero Ozuna (El Flaco) y José Ramón Berroa Carrasco (Gurimbo).


La solicitud de audiencia para conocer la medida cautelar fue hecha a través del procurador fiscal Héctor Julio Matos, basados en el artículo 284 del Código Penal Dominicano.


Se informó que durante el rescate al grupo se le ocupó un jeep marca Honda CRV, propiedad de la esposa de Farías, que se habían llevado de su residencia, además de 303 billetes en denominaciones de cien dólares, cuatro pistolas y catorce teléfonos celulares.


Además de 17 rollos de cintas adhesivas, una plancha marca Oster, una grabadora pequeña y cinco pasaportes pertenecientes a los imputados, entre otras evidencias.


De a acuerdo a la investigación hecha por el Ministerio Público, el secuestro de Juan Antonio Farías se produjo en horas de la noche del pasado 11 de febrero en su vivienda, localizada en la Rivera de Cumayasa, donde supuestamente fue torturado y amenazado de muerte con un arma de fuego para que entregara todo el dinero que tenía en su residencia, siendo trasladado después por sus captores a Villa Vivero, donde fue rescatado por las autoridades.