Gobierno


La Asociación de Empresas Industriales de Herrera y Provincia Santo Domingo (AEIH) consideró que tras el éxito de la compra de la deuda de Petrocaribe, el Gobierno debe plantearse acciones adicionales que sigan mejorando el perfil crediticio de la República Dominicana para alcanzar mejores calificaciones riesgo-país.


El planteamiento fue hecho por el presidente de la entidad empresarial, Antonio Taveras Guzmán, quien definió la operación como una obra de ingeniería financiera que mejora la composición de la deuda externa y baja los costos financieros del país a través del pago de capital e intereses a los acreedores.


“Exhortamos al Gobierno a que, luego de esta ejecución profesional y técnica para reducir en un 3,3% del PIB el monto global de la deuda, no se muera de éxito, pues se requieren esfuerzos adicionales para que el presupuesto de la nación esté cada vez menos atado a compromisos deudores”, manifestó el dirigente empresarial.


El presidente de la AEIH indicó que, de esa manera, el Gobierno tendrá mayor holgura para el desarrollo de programas tendentes a saldar la deuda social y reducir la inequidad a través de políticas públicas inclusivas.


“Mantener la austeridad en el Gobierno, manejar las finanzas públicas en forma transparente y prudente, para reducir al mínimo la dependencia de la deuda, siguen siendo retos latentes que deben afrontarse ahora con más énfasis que nunca”, sostuvo Taveras Guzmán.


Recordó, por otro lado, que el fortalecimiento de las instituciones, el cumplimiento de la ley y mantener un clima adecuado y predecible para los negocios, son variables importantes para que República Dominicana logre una consistente mejoría de su calificación de riesgo y sea un país “grado de inversión.”


“Felicitamos a los técnicos del Gobierno por el importante logro de colocar bonos soberanos por US$2,500 millones a las tasas más bajas del mercado para luego posibilitar compra de la deuda solidaria con Venezuela, derivada de Petrocaribe, por el 48% de su valor”, puntualizó Taveras Guzmán.