Soldados


Un total de 179 soldados ucranianos murieron en un mes en la batalla de Debaltsevo, en el este de Ucrania, y 81 están desaparecidos, anunció Yuri Biriukov, consejero del presidente ucraniano, Petro Poroshenko.


“Del 18 de enero al 18 de febrero, 179 soldados perdieron la vida, 110 fueron hechos prisioneros y, por el momento, se desconoce la suerte que corrieron 81″, escribió en Facebook Biriukov. Las tropas ucranianas abandonaron el miércoles Debaltsevo, que pasó a ser controlada por los separatistas prorrusos.


El conflicto ha causado casi 5.700 muertos en diez meses.


“Los datos no son completos” debido a que “la mayoría de las unidades se han mezclado o dispersado” durante los intensos combates de Debaltsevo, que permaneció semanas prácticamente asediada por los combatientes separatistas, precisó Biriukov.


“En realidad, el número de muertos será mucho más elevado. Seguramente, algunos de los desaparecidos han muerto”, añadió.


Alrededor de 2.500 soldados huyeron de la ciudad el martes por la noche, después de que los combatientes rebeldes entraran en ella y estallaran combates de extrema violencia.


Los combatientes rebeldes eran “cinco o siete veces” más numerosos que los soldados ucranianos, según Biriukov.


Los separatistas anunciaron haber hallado los cuerpos de 57 soldados ucranianos entre las ruinas de Debaltsevo. Según Biriukov, afirman tener cientos de militares capturados en Debaltsevo.


Este sábado se prevé el canje de unos 40 prisioneros en Lugansk, una de las dos “capitales” separatistas.