Independencia


La República Dominicana celebra hoy la Independencia. Hace 171 años en la Puerta de la Misericordia, Ramón Matías Mella disparó el Trabucazo. La fecha patria encuentra al país en una crisis diplomática con el pueblo del que se liberó.


El presidente del Instituto Duartiano, profesor José Joaquín Pérez Saviñón, dijo que “en 1844 la República era una nación empobrecida económica e intelectualmente, pero los dominicanos han demostrado que Duarte tenía razón en hacer la Independencia. Qué hubiera sido de este pueblo si Haití continuara gobernándonos a nosotros, un país que no ha podido con ellos mismos”, expresó.


Hace tan sólo unos días la sede consular dominicana en Haití fue atacada con piedras, y se bajó del asta la bandera dominicana para mutilarla y quemarla. Los hechos ocurren, luego de que el canciller haitiano Pierre Duly Brutus acusara al país de aplicar políticas racistas. Se suma el desinterés mostrado por las autoridades haitianas de apoyar el proceso de regulación de sus nacionales en la República Dominicana.


Pérez Saviñón calificó las acusaciones del gobierno haitiano como “irresponsables e injustas por completo”. Por lo que señaló que en esta fecha es preciso “preservar (la nación) ahora mismo de todos esos ataques de la comunidad internacional y de las naciones que son corresponsables de los problemas que hay en Haití aparte de los gobiernos haitianos que no han solucionado nunca los problemas haitianos”.


Pérez Saviñón señaló que las presentes y futuras generaciones deben de recordar que “Juan Pablo Duarte nos mostró valores como la dignidad, la laboriosidad, el estudio, el patriotismo, el civismo y la abnegación”, razones por las que llamó a que “los dominicanos tenemos que estar unidos, superarnos, y luchar por transformar esta nación justa y feliz que soñó Duarte aunque nos falta mucho todavía para llegar”.


El historiador expresó que las acusaciones racistas contrastan con la realidad. “La República Dominicana ha tenido sus hospitales llenos de parturientas haitianas, a un nivel de que las dominicanas han tenido que compartir cama incluso con las haitianas. Aquí se gastan millones de pesos atendiendo a los haitianos gratuitamente en los hospitales y nuestras escuelas, tratándolos igual a como se trata a los dominicanos. Teniendo nosotros millones de pobres, aquí se está gastando millones de pesos en atender la migración haitiana”.