Carcel


Un británico de 27 años que se unió a los yihadistas en Siria y fingió su muerte para intentar regresar al Reino Unido fue condenado hoy a 17 años de cárcel por el tribunal de Woolwich, al sur de Londres.


Imran Khawaja, que en la vista judicial del jueves admitió el error cometido, participó en campos de entrenamiento terroristas en Siria entre enero y junio de 2014.


Khawaja, que reconoció los cargos el pasado mes de diciembre, llegó a mentir a su familia al decirles que volvería a casa cuando su intención era morir como un mártir, según el fiscal Brian Altman.


El joven británico intentó volver al Reino Unido después de fingir su muerte, anunciada por el grupo terrorista Rayat al-Tawheed, con la ayuda de Tahir Batti, su primo y taxista de profesión.


Khawaja y Batti, sin embargo, fueron arrestados por la policía británica el 3 de junio cuando llegaron al puerto de Dover, en el condado de Kent (sureste de Inglaterra).