Una enfermedad llamada Stargardt, más conocida como distrofia muscular juvenil, produce la degeneración de la capa macollar del ojo y afecta a Kathy Beitz, una joven que dio a luz y gracias a unos lentes electrónicos, pudo ver a su bebé recién nacido.


Los anteojos electrónicos eSight tienen una cámara de video y pantallas que mejoran las imágenes para el ojo, a través de la entrega de mayor información para las células.


En el video, Beitz comentó que pudo tener la experiencia junto a su esposo de ver a su bebé, de vincularse con él y enamorarse.