dicanSanto Domingo.- La Procuraduría General de la República ha procedido a incautar vehículos de lujo y dinero en efectivo a algunos de los oficiales y agentes investigados con relación al robo de 1,300 kilos de cocaína que fueron decomisados por la Dirección de Antinarcóticos de la Policía Nacional el 27 de septiembre en el ensanche Isabelita, del municipio Santo Domingo Este.


Entre los bienes en poder del Ministerio Público se encuentra una jeepeta y más de un millón 700 mil pesos.


En tanto que la Procuraduría conformó una comisión diferente a la que investiga el robo de la droga para que se encargue de recuperar propiedades y dinero que pudieran ser adquiridos y están en poder de los investigados por el caso de la DICAN.


La comisión la encabeza el encargado de la Unidad de Antilavado de la Procuraduría, Germán Miranda Villalona.


Los comisionados tienen la responsabilidad de detectar, identificar e incautar los bienes que pudieron comprar las personas si están implicadas en la venta de la droga o que pudieran proceder a transferirlos a particulares durante la investigación sobre el caso.


En ese sentido, el procurador general Francisco Domínguez Brito señaló que el Ministerio Público pretende frustrar cualquier operación que se quiera realizar con los bienes o dinero que envuelve el supuesto robo de la droga en la DICAN.


Paguen por hechos


El jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel Castro Castillo, aseguró que en las investigaciones se trabaja para que los posibles involucrados en el caso reciban las sanciones que establecen las leyes.


Sin embargo, dijo que se deben esperar los resultados de las pesquisas que realiza el Ministerio Público, labor que calificó de “amplia y compleja”.


Expresó que no se pueden apresurar los detalles que envuelven la labor investigativa y que serán ofrecidos durante la marcha.


Interrogatorio a fiscal


El fiscal adjunto de la Provincia de Santo Domingo Máximo Díaz fue citado ayer para ser interrogado por supuestamente estar vinculado en el alegado robo de la droga.


Díaz, antes de ser fiscal adjunto de la provincia Santo Domingo, perteneció al departamento de Litigación de la Fiscalía del Distrito Nacional.


La orden de allanamiento fue autorizada por la jueza de la Oficina Judicial de Atención Permanente del Distrito Judicial de la provincia Santo Domingo, Mary Ramírez.