download (2)Pedernales.- Dos pescadores dominicanos retenidos por tres días la semana pasada en Haití salvaron sus vidas milagrosamente gracias a la intervención de agentes de la MINUSTAH y de varios ciudadanos haitianos que los conocían.


Los pescadores fueron detenidos en el mar por los haitianos en desquite porque la Armada Dominicana detuvo una embarcación de esa nación en aguas dominicanas.


Edgar Hernández y Wilson González, los pescadores retenidos, dijeron que estuvieron prácticamente en la puerta de la muerte.


Explicaron que luego que fueron rescatados por las autoridades intentaron quemar el local de la Policía Haitiana.


Los haitianos además de los pescadores criollos, retuvieron a tres civiles y dos militares que trabajan en el Consulado Dominicano en Anses a Pitres.


Los empleados del consulado fueron retenido el viernes pasado en la oficina del mismo, ya que sus puertas fueron colocados candados para impedir que salieran.


La retención de ciudadanos de ambos países dio origen a un conflicto en el que hubo pedreas y disparos al aires, pero no hubo lesionados.


Los secuestrados agradecieron el alcalde Minguito Feliz, al excónsul Francisco Jiménez Sena y al propio presidente Danilo Medina quien a través del senador Dionis Sánchez llamó tres veces para saber de la situación de la frontera.