E6B3C866-8666-4EA2-A8F1-F8EE1C860DA5.jpg__680__460__CROPz0x680y460Cientos de pasajeros finalmente desembarcaron en San Francisco, 28 horas después de haber subido a su avión, furiosos porque su vuelo de ultramar incluyó 12 horas en una pista en el Medio Oriente, sin alimentos ni información precisa.


La paciencia se agotó en el vuelo 183 de Etihad Airways cuando la niebla en la ciudad de Abu Dhabi demoró la partida durante medio día, dijeron los pasajeros a la emisora KGO de San Francisco.


“Repetían que estábamos a punto de despegar, en 15 minutos, en 20 minutos, en 30 minutos, durante 12 horas”, dijo el pasajero Thomas Piani a la prensa después del demorado aterrizaje en San Francisco el sábado por la noche.


Según los pasajeros, la tripulación les dijo que había demasiados aviones varados en el aeropuerto de Abu Dhabi para permitirles desembarcar y esperar en la terminal con menos incomodidades.


“La gente se peleaba entre sí, los tripulantes peleaban con nosotros y nosotros con la tripulación”, dijo el pasajero Venkatesh Pahwa.


Etihad, una aerolínea de Emiratos Árabes Unidos, ofreció disculpas, pero dijo que el problema estaba en general fuera de su control y que afectó también a otras aerolíneas.


La “niebla sin precedentes” demoró vuelos, provocó atascamiento en el aeropuerto y el vuelo 183 fue uno de los más afectados, dijo la aerolínea a The Associated Press.


“Los pasajeros permanecieron abordo mientras se hacían esfuerzos para obtener una nueva hora de partida. La demora se agravó debido al requisito de reemplazar a la tripulación del avión, que había excedido su límite de tiempo”, dijo la aerolínea.


“Nadie estaba furioso por la demora en sí. Si es inseguro volar, no queremos volar”, dijo la pasajera Rivali Reddy. “Pero no parecía lógico tener que quedarnos en el avión”.