ObamaEl presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este viernes un plan de financiación para incrementar la investigación de tratamientos médicos que se ajustan a los datos genéticos de los pacientes. La medida, pendiente aún de la aprobación de las dos cámaras legislativas del Congreso, supondría la inversión de 215 millones de dólares en un campo conocido como “medicina de precisión”.


Obama adelantó sus intenciones durante el discurso sobre el estado de la Unión, presentado el pasado 20 de enero en el Capitolio, y este viernes ha concretado los detalles en una ceremonia en la Casa Blanca. “La promesa de la medicina de precisión es dar el tratamiento correcto, en el momento correcto, siempre, a la persona correcta”, explicó el mandatario.


La Administración ha calificado este programa de inversión como “revolucionario”. El objetivo es la creación de varias bases de datos con información genética de hasta un millón de estadounidenses para ponerlos a disposición de los científicos. Estos investigarán cómo ajustar tratamientos para enfermedades como el cáncer de manera que el organismo responda ante ellos de manera adecuada y reduciendo al mínimo los efectos secundarios.


De salir adelante el plan de la Casa Blanca, los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) analizarían la información genética de ciudadanos sanos y enfermos, para detectar qué papel desempeñan los genes en la evolución de sus dolencias a lo largo del tiempo. “¿Y si averiguar la dosis correcta de medicamentos fuese tan sencillo como tomar la temperatura?” preguntó Obama durante la ceremonia. “¿Y si emparejar la cura de un cáncer con el código genético fuese así de fácil?”.