IphoneApple cerró el trimestre de la temporada de compras navideñas con un beneficio récord de 18.000 millones de dólares (unos 15.800 millones de euros), lo que representa un alza del 37,4% respecto al mismo periodo de hace un año. La firma electrónica con sede en Cupertino, cerca de San Francisco, registró ingresos por valor de 74.600 millones de dólares, impulsados por la demanda en China y las ventas del iPhone 6. El tirón del móvil de Apple es tal que sólo en tres meses ingresaron 51.100 millones por este producto, un 21% más que lo ingresan de forma combinada sus rivales Google y Microsoft por todos sus negocios.


Los resultados corresponden al primer trimestre de su ejercicio fiscal, que arrancó en septiembre. Es el primero completo que incluye las ventas de la última generación del iPhone, integrada por dos modelos con una pantalla más grande que la generación anterior de este teléfono y que busca competir con los modelos de Samsung. En total vendió 74,5 millones de unidades del móvil, lo que representa un 46% cuando se compara con el mismo periodo del año anterior. “El volumen de las ventas del iPhone es difícil de comprender… 34.000 teléfonos vendidos cada hora, en cada día del trimestre”, declaró el consejero delegado de Apple, Tim Cook.


Cook calificó estas cuentas de “increíbles” durante la presentación de los resultados a los analistas de Wall Street. El sucesor de Steve Jobs señaló que la demanda por los productos de la compañía “nunca fue tan alta”, con la mitad de las activaciones de móviles en todas las regiones del mundo en ese periodo. También añadió que espera que margen de beneficio de la compañía se mueva entre el 38,5% y el 39,5%. Este rendimiento, insistió Cook, “es simplemente fenomenal”.


La publicación de las cuentas coincide con el quinto aniversario del estreno oficial del iPad. La tableta de Apple registró una nueva caída en las ventas del dispositivo electrónico, hasta los 21,4 millones de unidades. El mercado de las tabletas electrónicas no solo está ya saturado por la multitud de fabricantes que hay, además se está viendo dañado por la competencia interna con los phablets (los teléfonos móviles grandes que pueden hacer la función de tableta).