baniLa Asociación Banileja de Productores de Mango advirtió ayer que la producción del fruto para este 2015 corre peligro por la falta de agua en el canal Marcos A. Cabral, que tan solo registra siete metros cúbicos de agua de los trece que necesita.


La queja aumenta en gravedad cuando la denuncia de que los siete metros cúbicos de agua no son fijos, sino que son ocasionales, “más bien de vez en cuando”.


La preocupación de los productores de mango es que han entrado a la fase de floración de la planta, vital para repetir, o ampliar, la producción de los 550 contenedores exportados durante todo el 2014.


Esa actividad económica representa cerca de 12 millones de dólares, de primera importancia para la economía de la llamada “capital del mago”.


Andrés Mejía, presidente de la Asociación Banileja de Productores de Mango, cree que si la situación no se resuelve en lo inmediato se podría perder hasta 200 contenedores de los proyectados a ser exportados este año y de mantenerse la situación el registro económico podría ser de solo cinco millones de dólares.


Esa deficiencia de falta de agua ya ha afectado a la localidad en sus producciones de yuca, cebolla, vegetales y aguacate, con el temor de que la formación de mangos se vea afectada por entrar este enero su proceso de floración.


“Pero también hay que señalar el deterioro del canal que ya tiene falta de pañete, encarche e incluso ha sufrido el robo de las compuertas de hierro para ser vendidas por rateros”, se quejó el productor Jorge Jiménez.


Una comisión de los productores y exportadores de mango visitó ayer la redacción de este diario para exponer el problema que les afecta y pedir la intervención del presidente Danilo Medina para una rápida solución.


Eugenio Peña, gerente de la Junta de Regantes, dijo que se reunieron con funcionarios del Instituto Dominicano de Recursos Hidráulicos (Indrhi), que les prometieron llevar el caudal de agua del canal a once metros cúbicos, sin que hasta el momento hayan cumplido.