ItaliaEl candidato a presidente elegido por el primer ministro italiano, Matteo Renzi, podría costarle el apoyo a su programa de reformas.


Los legisladores italianos volvían a votar el viernes en el Parlamento, después de que en una primera ronda no lograra la mayoría de dos tercios necesaria para elegir a un nuevo jefe de Estado. Sus posibilidades de victoria mejoran el sábado, cuando sólo necesitaría una mayoría simple.


Renzi ha instado a sus demócratas y aliados de coalición a votar por Sergio Mattarella, un juez del tribunal constitucional.


Sin embargo, su elección indignó a las fuerzas del líder opositor, Silvio Berlusconi. Hace décadas, Mattarella planteó la posibilidad de que hubiera un posible conflicto de intereses cuando el magnate de los medios entró en política.


Renzi corre el riesgo de que Berlusconi reniegue ahora de sus promesas de apoyar al primer ministro en sus reformas electorales, que pretenden dar más estabilidad a los gobiernos del país.