Contra TerrorismoEl presidente de Francia, François Hollande, pidió hoy en la ciudad suiza de Davos a las grandes empresas que ofrecen servicios de internet que contribuyan a la lucha contra el terrorismo, “identificando los contenidos ilegales y haciéndolos inaccesibles” a los usuarios.


En su discurso en el Foro Económico Mundial de Davos, Hollande instó a esas compañías a establecer reglas al respecto, por ser actores principales en la regulación general necesaria para que el terrorismo no continúe sacando provecho de las tecnologías a favor de sus objetivos.


“A nivel europeo y nacional, debemos impedir la utilización de internet para fines de odio y violencia”, subrayó.


Hollande se refirió también a la necesidad de que los servicios de seguridad de los países colaboren más entre sí, así como a invertir en ciberseguridad.


Asimismo, instó a las organizaciones financieras a cortar “la fuentes de alimentación” del terrorismo, luchando para ello contra el lavado de dinero y los paraísos fiscales.


A los empresarios presentes en el discurso, pero sobre todo “a los jefes de las grandes compañías, les pido no sólo vigilancia, sino compromiso”, añadió.


“No hay que nutrir a la bestia, que también les golpeará en algún momento”, advirtió ante un auditorio compuesto por cientos de representantes y directivos de firmas de todos los sectores procedentes de más de un centenar de países.


A su juicio, “Europa debe tomar rápidamente decisiones para reforzar la eficacia del control de fronteras, para identificar a los terroristas, para detectar en sus desplazamientos los peligros que pueden llevar consigo”.


Solicitó, en ese sentido, la implementación del programa de registro de pasajeros aéreos.


Hollande reconoció que tales acciones requieren inversiones importantes en momentos en que en Europa se habla de austeridad y a su país, en concreto, se le pide “reducir el déficit, controlar los gastos y hacer reformas”.


Sin embargo, recalcó que Francia invertirá en seguridad lo que sea necesario.


Por otra parte, Hollande cifró en 40.000 los terroristas que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) es capaz de movilizar y afirmó que, de ellos, 10.000 son extranjeros.


El EI controla partes muy importantes de Irak y Siria y declaró “héroes” a los autores de los recientes atentados de París, con 17 víctimas mortales.


El presidente francés llamó a la comunidad internacional a asumir la responsabilidad a la hora de resolver conflictos armados que perduran -como los de Irak, Siria y Libia- y de los que se nutre el terrorismo.


“Les digo aquí, claramente, que todos los países del mundo son susceptibles de ser atacados por el terrorismo. Muchos ya lo han sido, otros lo temen, pero todos deben prepararse. Nuestro principal deber es la lucidez”, señaló.