ShaqLos excanasteros Shaquille O’Neal y Dennis Scott jugaron juntos por espacio de cuatro temporadas con el Magic de Orlando para mediados de la década de 1990.


Durante ese tiempo, el Magic fue una las mejores franquicias de la liga al lograr tres temporadas seguidas de más de 50 victorias y un viaje al final de 1995.


Sin embargo, en el verano de 1996, O’Neal optó por abandonar el equipo y mudar a Los Ángeles para jugar con los Lakers, movida que a la larga le favoreció pues allí ganó tres campeonatos, mientras Orlando desapareció del panorama.


Scott vio como Orlando bajó su calidad luego de la partida de O’Neal y quizás, todavía, guarda un resentimiento, el cual se lo ha pasado a su hijo.


Resulta que el pasado jueves durante una pausa comercial como parte del programa en el que O’Neal trabaja como comentarista para la cadena TNT, el hijo de Scott fue a saludar al gigantón, quien lo menos que se esperaba era que el pequeño le conectara un sólido gancho de izquierda en pleno rostro.


El acto del joven pareció agradar a los compañeros de trabajo de O’Neal, Kenny Smith, Ernie Johnson y Charles Barkley, quienes no pararon de reír.


Quien sabe, quizás fue un acto de represalia de Scott por O’Neal por abandonar al Magic, o a lo mejor, el también comentarista, quien se destacó en su carrera por sus triples, quería demostrar que su hijo tiene talento para ser un gran boxeador en el futuro.