luMiles de expedientes de pacientes que por décadas recibieron servicios de salud en el hospital Luis Eduardo Aybar, volaron ayer por los aires y fueron destruidos por las máquinas retroexcavadoras de derrumbaron la vieja edificación para dar paso a una gigantesca estructura.


Hasta donde se tiene información, los expedientes con las historias clínicas de miles de pacientes no habían sido digitalizados, por lo que llamó la atención que todos aquellos documentos fueran tirados a la intemperie.


Se informó que antes de dar paso a la demolición del hospital se habían tomado los números y nombres de los expedientes, pero que no era necesario digitalizar la historia clínica que contenía cada uno de esos documentos. El récord de una persona tiene su perfil epidemiológico, sus tratamientos e historia de salud.