HamasLa Unión Europea (UE) decidió hoy apelar una decisión del Tribunal General comunitario de diciembre pasado que anuló “por razones de procedimiento” las medidas que situaban a Hamás en la lista europea de organizaciones terroristas.


El Consejo, que adoptó está decisión al inicio de su reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la UE, señaló que “como resultado de la apelación, los efectos de la sentencia quedan en suspenso hasta que el Tribunal de Justicia se pronuncie definitivamente”, según un comunicado comunitario.


La UE incluyó a Hamás en la lista de organizaciones terroristas que creó en 2001 tras los atentados del 11 de septiembre de ese año contra Estados Unidos y la ha mantenido en ella desde entonces.


Los Veintiocho explicaron hoy que esa sentencia del TGUE del pasado 17 de diciembre “se adoptó por razones de procedimiento y no implicaba que la Corte evaluase los méritos para que Hamás fuese designada como organización terrorista”.


Agregaron que las instituciones de la UE “estudian ahora otras posibles acciones a adoptar” para evitar que en el futuro puedan producirse otras anulaciones similares relacionadas con las medidas para combatir el terrorismo.


“La lucha contra el terrorismo es una prioridad para la Unión Europea”, afirmaron Los Veintiocho.


Agregaron que por ello “la Unión está determinada a cortar la financiación del terrorismo, y para ello las medidas adoptadas son una herramienta esencial”.


Al adoptar su decisión el Tribunal General de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo, pidió que los efectos de esas medidas de lucha antiterrorista se mantuvieran temporalmente para “garantizar la eficacia de cualquier posible congelación de fondos en el futuro”.


La corte comunitaria consideró en diciembre que las medidas que situaban al movimiento radical islámico Hamás en esa lista no se basaban “en actos examinados y confirmados en decisiones de las autoridades competentes” sino “sobre imputaciones de hechos derivadas de la prensa e internet”.


Fuentes comunitarias indicaron que están en desacuerdo con el tribunal “sobre puntos de ley”, al defender poder utilizar “evidencias de internet”.


También destacaron que la corte entiende que cada vez que se revisa periódicamente la lista negra de grupos terroristas es necesario contar con nuevas pruebas, mientras que el Consejo de la UE considera que esto no es pertinente.


Estar incluido en esa lista supone la congelación de los bienes que personas o entidades puedan tener en territorio comunitario.


Hamás recurrió las medidas por las que se les mantenía en la lista negra.


Los Veintiocho han adoptado esa decisión como punto sin debate de su agenda, en la reunión que sus ministros de Exteriores dedican a analizar cómo poner cerco a la amenaza yihadista en Europa a través de la política exterior.


La UE ha intensificado su lucha contra el terrorismo tras los atentados de París a principios de enero, en que murieron 17 personas, y tras la operación policial desplegada la pasada semana en Bélgica que se concluyó con trece detenciones en el país, dos en Francia y otras dos en Grecia de personas relacionadas con la presunta célula islamista desarticulada.