El presidente de Italia, Giorgio Napolitano, presentó su dimisión tal y como había prometido, menos de dos años después de aceptar un segundo mandato sin precedentes como jefe del Estado ya que los legisladores no pudieron ponerse de acuerdo sobre un sucesor.


El palacio presidencial del Quirinal dijo que Napolitano, que este año cumplirá 90 años, firmó su renuncia formal a última hora de la mañana del miércoles.


En la primavera del 2013, Napolitano aceptó de mala gana asumir un segundo mandato cuando, tras varias votaciones, los legisladores no lograron ponerse de acuerdo para nombrar a su sucesor. Dejó claro que por su edad no serviría toda la legislatura. En las últimas semanas insistió en que dimitiría a mediados de enero.


Ahora el Parlamento y electores regionales especiales deben celebrar una nueva votación en 15 días para elegir al nuevo presidente. El cargo, en gran parte testimonial, suele entregarse a alguien que se considera que está por encima de las luchas políticas.


Fuente: Listindiario.com