DictanLa jueza de instrucción especial de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de la provincia Santo Domingo, Wendy Martínez Mejía, dictó ayer la libertad pura y simple del mayor de la Policía Ruddy Japa Álvarez , uno de los oficiales de la Dirección Central de Antinarcóticos de la Policía (DICAN) que el Ministerio Público implica en el robo de casi mil kilos de drogas.


La magistrada Martínez Mejía dispuso la libertad de Japa Álvarez luego de rechazar el pedimento de garantía económica y presentación periódica solititado por el Ministerio Público.


La decisión se tomó horas después de acoger los alegatos de la defensa del imputado en relación con la violación al plazo establecido de 48 horas para hacer la solicitud de prisión, por lo que, afirma, al acusado se mantuvo detenido de manera ilegal.


Según la defensa de Japa Álvarez, el Ministerio Público solicitó medidas de coerción hora y media después de haberse vencido el plazo que establece el Código Procesal Penal para ser presentado ante un juez.


Se desconoce la razón por la cual no se le conoció medida de coerción contra el capitán Carlos Amézquita Reynoso, que se suponía que hoy iba ser presentado ante la jueza de Instrucción.


En la madrugada del sábado, la magistrada Martínez Mejía envió a La Victoria por un año, como medida preventiva, a nueve de los acusados en el caso, ente ellos a los procuradores fiscales Ramón Augusto Veras y Máximo Antonio Díaz Ogando; el ex director Antinarcóticos de la Policía, coronel Carlos Fernández Valerio; el ex jefe de operaciones de la DICAN, teniente coronel Humberto Paulino López, el mayor Luciano Gómez Cabrera, el primer teniente Bárbaro Gómez Cabrera, el cabo Agapito Muñoz Evangelista, el sargento Pedro Almánzar González y el sargento mayor Antolín de los Santos Zabala.


La raso Raidirys García Miranda, también implicada en el caso, fue enviada a la cárcel Najayo Mujeres por 12 meses, como medida de coerción.


Fuente: DiarioLibre.com