NIGERIAUn kamikaze se hizo estallar el domingo en su vehículo estacionado en una estación de autobús de Potiskum, en el noreste de Nigeria, provocando al menos cuatro muertos y 48 heridos, informaron a la AFP fuentes policiales y hospitalarias.


“Un suicida hizo estallar su coche en una estación de autobús”, explicó un agente de policía. “Hemos evacuado cuatro cuerpos y 48 heridos”, añadió. El balance concuerda con el ofrecido por una enfermera del hospital general de Potiskum, que dijo haber recibido cinco cuerpos, incluyendo el del kamikaze, y 48 heridos.


El atentado no ha sido reivindicado por el momento, pero Potiskum, capital económica del estado de Yobe, ya fue escenario de atentados perpetrados por el grupo islamista Boko Haram.


Según varios testigos, una explosión sacudió la estación de Tashar Kunne, en la periferia de la ciudad, a las 10H30 locales (9H30 GMT), cuando el kamikaze se precipitó con su vehículo contra los autocares estacionados en los que en ese momento montaban pasajeros.


“Vi al kamikaze disminuir la velocidad dos veces antes de acelerar de repente y empotrar el coche contra los autocares aparcados a la espera de pasajeros”, declaró a la AFP Umar Sani, comerciante de uno de los puestos situados en las inmediaciones de la estación.


El fin de semana anterior, un doble atentado suicida mató a cuatro personas en la misma ciudad.


Potiskum ha sufrido numerosos ataques de Boko Haram. En noviembre de 2014, un atentado mató a 14 personas en una procesión chiita, y una semana después, un kamikaze se inmoló en un instituto matando a 58 personas e hiriendo a un centenar.