cajeroEfectivos policiales, adscritos al Departamento de Investigaciones de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología (DICAT), apresaron ayer en una sucursal bancaria de Sosúa, Puerto Plata, a cuatro búlgaros que fueron presuntamente sorprendidos colocando dispositivos “maliciosos” en cajeros automáticos para perpetrar estafas.


Se trata de los extranjeros Georgi Pirulev, Ivan Kalotavi, Miroslav Anastasov y Lilazko Raikov, quienes tenían unos seis meses operando en el país, supuestamente estafando sucursales bancarias ubicadas en zonas turísticas de Puerto Plata y La Altagracia.


El reporte preliminar del caso indica que los ahora apresados lograron estafar con millones de pesos a la referida entidad bancaria y sus clientes, mediante la modalidad de colocar trampas y dispositivos en cajeros automáticos.


Al momento del arresto se les ocupó una carita o Skimmer, una magnetizadora o ladrillo, un machete, dos Spray pimienta, dos cuchillas, una pinza, un clip o trampa de cajeros y dos yipetas, una marca honda CRV y una Ford Escape.


También 22 tarjetas, 12 de ellas en blanco y 10 con serigrafías diferentes para cometer estafas electrónicas.


Los detenidos por personal de la Sección de Estafa vía Teléfono y Fraude a Empresa del DICAT son interrogados para individualizar responsabilidades y establecer otros posibles integrantes de la banda.


Todos serán puestos a disposición de la justicia en las próximas horas, vía el Ministerio Público, para que se les conozca medida de coerción.