AludAl menos 12 personas han muerto y un centenar permanecen desaparecidas después de que un corrimiento de tierra sorprendiera durante la noche de este viernes a los habitantes de una pedanía en la isla indonesia de Java. Integrantes de los servicios de rescate y voluntarios indonesios trabajan desde entonces contrarreloj para desenterrar -en ocasiones con sus propias manos- a los desaparecidos bajo el gigantesco corrimiento de tierra que ha destruido, según fuentes oficiales, el poblado de Jemblung, en el centro de la provincia de Java.


Cientos de personas habían sido evacuadas de la localidad -situada a unos 450 kilómetros de la capital, Yakarta- por las fuertes lluvias ante el temor de que pudiera producirse lo que ocurrió finalmente el viernes por la noche: una avalancha de tierra desde una de las montañas que circundaban el poblado, un fenómeno común en el país durante la temporada monzónica desde octubre hasta abril.


“El poblado de Jemblung ha sido el más afectado, y el problema es que la ruta de evacuación también ha resultado bloqueada por el deslizamiento”, ha informado el portavoz de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho, quien ha confirmado las muertes y ha añadido que otras 379 personas de los alredores han sido trasladadas a albergues temporales.