GuirasolesPor lo menos 20 personas resultaron heridas ayer a perdigonazos, una de bala y una menor de pocos días de nacida resultó afectada por los gases lacrimógenos lanzados por agentes policiales que derribaron dos casas y un colmado en el sector conocido como El Mirador de Los Girasoles.


Esta acción provocó un enfrentamiento a tiros, piedras y botellas entre moradores y miembros de la Policía. La avenida Monumental se convirtió de 6:00 a.m. a 10:00 a.m. en un campo de tiro, luego que el abogado y agentes de la Policía practicaran un desalojo de una vivienda de dos niveles en el referido sector, donde operaba un colmado en un terreno privado.


La señora Rosa Ramírez denunció que los propietarios de los terrenos que ocupan le han ofertado venderle a RD$3,500 el metro, “pero nosotros no tenemos para comprar a ese precio, nosotros no podemos ni a 500 pesos”. En el hospital de Los Girasoles fueron atendidas ocho personas y las demás fueron trasladadas al hospital Vinicio Calventi y el Marcelino Vélez Santana.


Para dispersar a los manifestantes, los agentes policiales utilizaron bombas lacrimógenas, tiros vivos de fusil y pistolas calibre nueve milímetros, así como cartuchos calibre 12.