ProfesoraUn joven de tan solo 12 años sufrió en clase una crisis epiléptica y su profesora, en vez de ayudarle, corrió furiosa hasta él, le agarró del cuello e intento estrangularle.


Los compañeros del niño se asustaron cuando comenzó el ataque epiléptico, pero al contemplar la reacción de la profesora, salieron de clase inmediatamente para avisar a Czeslaw Sieczka, el director del colegio, que por fortuna tiene su oficina en la sala contigua a la clase, indicó el portal Que.es.


Afortunadamente, pese al nerviosismo que mostraban los niños, el hombre entendió que se trataba de una situación de extrema emergencia y acudió de inmediato a la clase. “Cuando entré estaba fuera de sí, muy alterada, reía y lloraba, pero conseguí apartarla del niño y sacarla fuera de la sala”.


Por su parte, los niños reconocieron posteriormente que “al principio pensábamos que se podía tratar de una broma, pero al ver que estaba sacudiéndole y apretando su cuello no entendíamos qué estaba pasando”. Varios de los testigos, mientras otros compañeros acudían en busca del director, suplicaban llorando a la profesora que dejase de estrangular al pequeño.


Tras lo ocurrido, la mujer fue suspendida de empleo y sueldo, al mismo tiempo que ha solicitado ayuda psicológica. En cuanto al niño, no han trascendido detalles de su estado de salud.