rehenesEl norteamericano Luke Somers y el sudafricano Pierre Korkie, secuestrados por Al Qaida en Yemen, murieron este sábado en una operación militar efectuada por Estados Unidos para liberarlos, anunciaron fuentes oficiales.


La muerte de Somers fue anunciada por el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, que dijo que la operación se llevó a cabo porque había un “peligro inminente” sobre la vida del periodista. Al Qaida en la Península Arábiga (AQPA) había amenazado el jueves con asesinar al periodista de 33 años secuestrado hace más de un año en la capital de Yemen, Saná.


“Las fuerzas especiales norteamericanas llevaron a cabo una misión en Yemen para liberar a un ciudadano estadounidense, Luke Somers, y a otros ciudadanos extranjeros secuestrados junto con él por terroristas de Al Qaida en la Península Arábiga”, declaró Hagel desde Kabul donde está de visita.


“Tanto Somers como otro rehén no estadounidense fueron asesinados por terroristas de AQPA durante la operación”, añadió Hagel en un comunicado. El presidente estadounidense, Barack Obama, condenó el asesinato “bárbaro” de Somers en un comunicado, y manifestó sus condolencias a la familia.


El rehén sudafricano Pierre Korkie, un profesor, murió en el ataque, según la la ONG que trató de negociar su liberación. “Hemos recibido con tristeza la noticia de que Pierre murió en un intento de las fuerzas especiales norteamericanas en las primeras horas de la mañana de liberar a los rehenes en Yemen”, indicó en un comunicado la asociación Gift of the Givers.


La asociación dijo que Korkie debía ser liberado el domingo, después de más de un año en cautiverio. En el operativo, en la provincia de Shabwa, en el que participó también el ejército de Yemen, murieron diez combatientes islamistas, según el ministerio yemení de Defensa.


Un líder tribal dijo que vio varios paracaidistas en la zona. Tras esto hubo enfrentamientos en Nusab, un bastión islamista, según residentes de la zona que escucharon fuertes explosiones.