ComerUna mujer trató de comerse a su bebé recién nacido en la ciudad de Sehnzhen, China. Una enfermera del hospital encontró a Li Zhenghua, de 24 años, mordiendo el brazo del infante, tras lo que hizo saltar la alarma e intentó quitarle el bebé a la madre, a lo que esta se negó, aunque después la sedaron.


Días atrás, las autoridades vieron a la mujer en un estado avanzado de su embarazo y trabajando, por lo que la ingresaron en el hospital. Una vez el bebé nació trataron de buscar a algún familiar de la joven, aunque no se encontró ninguno. “Fue muy impactante. El brazo estaba en muy mal estado, pues además de los moratones este sangraba a causa del mordisco. Tras administrarla un sedante, llevamos al menor a un lugar seguro, aseguró un portavoz del hospital.


Las autoridades aseguran que Zhenghua fue abandonada en la calle por su madrastra a pesar del embarazo después de que esta se empezara a comportarse de forma extraña. La familia no alertó a nadie del estado en que estaba la joven y que probablemente necesitaría ayuda. Las autoridades continúan con la investigación en la que determinarán las causas por las que esta mujer actuó de esa forma, de la que se cree que podría tener alguna enfermedad mental, y el futuro que le deparará al bebé.