Diciembre


Diciembre es el mes de la abundancia, y enero el de la prángana. Eso es muy sabido por los dominicanos, que siempre asocian la llegada del primer mes del año con “estar en olla”, un resultado que con esquiva culpa le atribuyen a la pachanga decembrina.


Las estadísticas del Banco Central sobre los movimientos del medio circulante confirman esa percepción de los dominicanos. Es constante que la cantidad de billetes y moneda en la calle crece en diciembre y baja en enero.


En el último mes de 2013, por ejemplo, el medio circulante subió en RD$32,882.7 millones, un 17.3% con relación a la cantidad líquida de dinero que circulaba en noviembre, de ese mismo año. Y eso, a pesar que algunos vendedores, como los del mercado Las Pulgas, se quejaron de las escasas ventas durante esas navidades.


Pero siempre, con el inicio de diciembre llega un período de más abundancia, lo que es consecuencia de los ingresos extra que se esperan y se reciben. Este lunes, por ejemplo, comienza la cuenta de regresiva del doble: en cuatro días, las instituciones centralizadas y descentralizadas del Gobierno pagarán RD$9,900 millones por concepto del doble sueldo, anunció el pasado 7 de noviembre Alberto Perdomo Piña, tesorero nacional.


A este pago le siguen los “dobles” de las empresas del sector privado, los bonos de desempeño que adelantan para ese mes muchas empresas, los salarios 13 y hasta 14 que paga el sector público financiero, y los que desembolsan las entidades autónomas, como los ayuntamientos.


Con el propósito de vender más, y obtener beneficios de ese torrente de dinero, las empresas engalanan sus escaparates y vitrinas con motivos navideños, para que coqueteen con los transeúntes, ávidos de consumo. De ese modo, el dinero se expande por los canales de la economía, con la potencia del multiplicador del PIB, y lo que era uno o dos pesos, se convierte en tres, cuatro o cinco.


Hay para todos. Desde los vendedores de charamicos de la avenida Winston Churchill, hasta las grandes plazas comerciales o los vendedores del inevitable puerco asado a la puya.


El crecimiento del medio circulante durante los meses de diciembre es notorio y constante a lo largo de los años. A partir de las estadísticas monetarias que publica el Banco Central, se puede concluir que para el período de tiempo comprendido entre el 2004 y 2013, en promedio, la cantidad de dinero en la calle creció 11.1%, en comparación con el 1% en que crece en noviembre. En diciembre de 2013, este crecimiento fue aún mayor, 17.3%, año en que la economía creció en valores reales en 4.6%.


Para todo el 2014, el Banco Central proyecta un crecimiento mucho mayor, un 6%, por lo que es de suponer que la cantidad de dinero que circule en diciembre de 2014 sea mayor.


Desde hace unos años, el inicio de la temporada navideña en República Dominicana se cruza con el “Black Friday” o Viernes Negro, de finales de noviembre, una cultura comercial importada desde Estados Unidos. Como se vio el viernes pasado, y posiblemente este lunes, las ventas han estado muy activas, como ensayo para temporada navideña.


El viernes, Valentina Moncada, gerente de mercadeo de Megacentro, declaró: “Para este Viernes Negro esperamos superar las ventas del 2013, de manera que podamos ofrecer a nuestros consumidores una excelente oportunidad para extender su presupuesto, y prepararse para la temporada navideña”.