UsaUn grupo de seis expertos independientes de Naciones Unidas denunciaron ayer que existe “una preocupación legítima” por la posibilidad de que exista en Estados Unidos un patrón de impunidad a la brutalidad ejercida contra ciudadanos afroamericanos.


“La decisión (de los dos jurados) ha dejado a muchos con la legítima preocupación sobre un patrón de impunidad cuando las víctimas del uso excesivo de la fuerza son de origen afroamericano u otras comunidades minoritarias”, afirmó, citada en un comunicado, la relatora especial sobre minorías, Rita Izsák.


Las protestas han arreciado esta semana en las calles de muchas ciudades tras la decisión de un Gran Jurado en Staten Island (Nueva York) de no procesar a un policía blanco que mató a un ciudadano afroamericano desarmado, Eric Garner, tras aplicarle una llave de estrangulamiento prohibida.


Este hecho sucede una semana después de que otro Gran Jurado de San Luis (Misuri) decidiera también que no fuese acusado otro policía blanco que disparó en repetidas ocasiones a un joven negro desarmado, Michael Brown.


Los relatores recuerdan que estos dos casos “han renovado una ola de manifestaciones en Estados Unidos contra lo que es considerado por muchos en la comunidad afroamericana como asesinatos ilegales y nuevos ejemplos de como la fuerza letal es desproporcionadamente usada contra hombres jóvenes afroamericanos”.