La nieve atrapa a miles de personas en los Alpes francesesLa llegada de la nieve tan esperada en los Alpes durante las vacaciones navideñas bloqueó a unas 15.000 personas en la zona francesa, mientras tanto los esquiadores como los profesionales se alegraban del inicio de la temporada en Europa.


La debilidad de las precipitaciones y las temperaturas particularmente templadas hacían temer hace pocos días una escasez de nieve en este macizo, que se extiende entre Alemania, Austria, Suiza, Francia e Italia. Para alivio de las estaciones de esquí y de los turistas, el sábado cayeron grandes nevadas.


Sin embargo, en los Alpes franceses, la nieve, sumada a las heladas, paralizaron las carreteras y miles de personas se vieron obligadas a pasar la noche del sábado en albergues de urgencia, mientras numerosos automovilistas tuvieron que dormir en sus coches.


“No tenemos estimaciones sobre las personas que durmieron en sus coches”, dijo a la AFP un portavoz de la prefectura del departamento francés de Saboya. En Saboya se señaló un joven en hipotermia dentro de su vehículo, indicó el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, en un comunicado. Los socorristas se hicieron cargo de esa persona.


La falta de cadenas en los automóviles junto a la nevada y la lluvia helada provocaron el caos en la carretera, durante un fin de semana que miles de personas aprovechan para viajar por toda Francia para ir a esquiar. “Hemos tardado 10 horas en recorrer 130 kilómetros”, explicó a la AFP Kevin Clavel, un automovilista bloqueado en la carretera hacia las 01H00, hora local.


Según la prefectura, numerosas personas, muchas de las cuales iban o volvían de vacaciones, pudieron ser alojadas en los centros de urgencia, que casi alcanzaron el 100% de ocupación. En total se abrieron 83 albergues en Saboya, los Altos Alpes y Alta Saboya, precisó Alain Vidalies, el secretario d Transportes francés, a la radio Europe 1.


En la ciudad de Albertville, muchas personas que pasaron la noche en uno de los centros de acogida tomaron de nuevo la carretera hacia las 05H00 locales para dirigirse a las estaciones de esquí. “¡Por fin, vacaciones!”, exclamó una familia parisina con los ojos hinchados por el cansancio, explicando a la AFP que tardó 8 horas en llegar de la capital a esa localidad. A primera hora de la mañana del domingo, el centro nacional francés de información vial indicaba aún perturbaciones y circulación lenta en la zona de los Alpes.