lopezLa tensión reinó en el cementerio municipal de Moca, donde decenas de personas se aglomeraron para presenciar el momento en que se le dio sepultura a los hermanos Omar y Alex López Méndez abatidos por la policía nacional en el día de ayer.


Un fuerte patrullaje policial rodeó la calle Imbert, mientras decena de curiosos de los barrios próximos al cementerio, amigos y familiares se agolparon en las inmediaciones y en el interior del Camposanto hasta depositar los cuerpos en las tumbas. A pesar de la tensión en la zona, la sepultura de los hermanos transcurrió sin ningún incidente.


Hasta el momento, los padres de los hermanos López Méndez no han ofrecido su versión a la prensa sobre lo sucedido, y otros parientes cercanos se niegan rotundamente a que estos ofrezcan declaraciones.


Las opiniones entre familiares, allegados y presentes en las inmediaciones del cementerio están divididas, algunos dicen que el trágico desenlace fue consecuencia de sus acciones delictivas, mientras otros opinan que fueron acribillados por la policía y cuestionan esta actuación.


Casa alquilada
Mientras en Santo Domingo, el jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel Castro Castillo, dijo ayer que junto a los hermanos López Méndez, quienes fueron abatidos a tiros en un enfrentamiento con miembros de la institución, estaban dos mujeres y dos niños, la primera detenida para fines de investigación.


El jefe policial sostuvo que las mujeres, a las que no identificó, abandonaron la casa momentos antes del enfrentamiento donde cayeron los hermanos Omar y Alex López Méndez en un supuesto intercambio de disparos.


“Las dos damas fueron rescatadas junto a dos menores justo al frente de la vivienda donde se produjo el enfrentamiento con Omar y César Alejandro López Méndez”, enfatizó Castro Castillo.


Señaló que las personas salieron ilesas y que fueron enviadas a la Dirección Central Norte de la Policía Nacional, en manos de la Dirección Central de Investigaciones Criminales para junto al Ministerio Público determinar los vínculos que tenían con los hermanos López Méndez.


“Las dos mujeres están en investigación para saber si se encontraban en el interior de la casa, así como qué participación de apoyo o su relación afectiva que pudieran tener con los hermanos López Méndez”, preciso el jefe policial en una improvisada rueda de prensa.


Castro Castillo manifestó que también está siendo investigado el dueño de la casa donde cayeron los referidos, ubicada en la polvorienta calle María de Toledo, en el kilómetro 24 de la autopista Duarte en un barrio de acceso complicado, para establecer la relación entre ellos.


El jefe policial dijo que el dueño de la residencia, cuyo nombre tampoco mencionó, es investigado por el cuerpo del orden, a pesar de que éste declarara a los investigadores, que los hermanos López Méndez alquilaron la casa sin documentos y pagaron sus depósitos.


“Ellos rentaron y pagaron todos los depósitos, no les dieron documento de identificación, en estos momentos la Dirección Central de Investigación corrobora esa información dada por el dueño de la casa para descartar cualquier participación del propietario de la residencia con eso, pero más adelante se podría ampliar esos detalles”, acotó.


Castro Castillo, quien se encontraba en compañía del vocero policial coronel Jacobo Moquete, reiteró el historial delictivo de los hermanos López Méndez, señalando que están involucrados en atracos, asesinatos y al narcotráfico.


Dijo además, que por todos los medios los agentes de la institución trataron que los hermanos López Méndez se entregaran antes de que se produjera la balacera que terminó con la muerte de ambos.


Advierte a delincuentes
Asimismo, el jefe policial advirtió que ningún delincuente puede desafiar a las autoridades en el país y que tampoco permitirán que ningún antisocial ponga en vilo o bajo amenaza o temor a la sociedad dominicana.


Dijo que enfrentarán con energía en todos los terrenos y en todos los lugares a la delincuencia y al crimen organizado en la República Dominicana, para que ninguno pueda desafiar o de arrinconar a la sociedad dominicana.


De su lado, la fiscal de la provincia de Santo Domingo, Olga Diná, ni confirmó ni negó la versión surgida a raíz de la muerte de los hermanos López Méndez, en enfrentamiento con miembros de la Policía, en el sentido de que en el operativo realizado por la institución del orden no participó el Ministerio Público.