EEUULa Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó ayer ampliar hasta el próximo miércoles el presupuesto del actual ejercicio fiscal que financia al Gobierno Federal, a fin de ganar tiempo para poder aprobar el presupuesto de 2015.


En una sesión especial, la Cámara baja, dominada por la oposición republicana, aprobó la ampliación por unanimidad, para dar más tiempo al Senado para debatir y votar la ley presupuestaria del próximo ejercicio. La Cámara de Representantes dio luz verde este jueves al presupuesto de 1,01 billones de dólares que financiará al Gobierno federal hasta octubre de 2015.


Esa aprobación se materializó dos horas antes de la medianoche del jueves, cuando expiraba la financiación actual. Para dar más margen a los senadores y evitar una nueva parálisis de la Administración como la vivida en octubre de 2013, el Congreso aprobó inmediatamente y sin objeciones una medida llamada “resolución continua”, que mantiene financiado al Gobierno hasta la medianoche del sábado y que firmó el presidente Barack Obama.


El presupuesto salió adelante en la Cámara baja pese a la oposición que encontró entre los legisladores del ala más liberal del Partido Demócrata, encabezada por la senadora Elisabeth Warren. La Casa Blanca se implicó a fondo para asegurar los votos necesarios para dar luz verde al presupuesto, con llamadas del propio Obama y de su vicepresidente, Joe Biden, a los congresistas demócratas que se oponían.


El propio Obama no está de acuerdo con algunos de los aspectos del presupuesto como la eliminación de restricciones a la financiación de campañas electorales y las enmiendas a la ley de reforma del sistema financiero conocida como “Dodd-Frank”.


Pero el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, reiteró hoy que el presidente firmará la ley presupuestaria si llega a su despacho porque es fruto de un “compromiso” bipartidista. Tras la decisión tomada hoy por la Cámara de Representantes, los senadores todavía podrían ignorar la propuesta extensión del presupuesto hasta el miércoles, y debatir y votar el texto legislativo esta noche, a fin de que lo firme Obama.


Sin embargo, el debate en el Senado podría continuar la próxima semana si siguen las discrepancias de republicanos y demócratas sobre el texto en la Cámara alta. El proyecto de ley financiará a todas las agencias del Gobierno hasta septiembre de 2015, cuando concluye el año fiscal, excepto al Departamento de Seguridad Nacional (con jurisdicción en inmigración), al que sólo cubre hasta el 27 de febrero con el mecanismo denominado “resolución continua”.


De este modo, los republicanos buscan reabrir el debate a comienzos del próximo año sobre la orden ejecutiva firmada por Obama el mes pasado para regularizar de manera temporal a más de 5 millones de inmigrantes indocumentados.