maeEl 67% de los maestros que ha participado en procesos de formación continua en matemáticas no ha podido superar las deficiencias de su formación inicial, revela un estudio sobre el dominio de los contenidos matemáticos por parte del docente, como factor de éxito o fracaso escolar en el primer ciclo del nivel básico en República Dominicana.


“Convendría investigar las razones por las cuales se da esta situación. Una podría ser que no se hayan identificado las necesidades de formación matemática y, por lo tanto, la misma haya estado dirigida a trabajar otros aspectos de la formación”, indica el informe cuyos resultados muestran también que otros factores, además del dominio de los maestros de los contenidos que deben enseñar, influyen en la determinación del éxito o fracaso escolar, como es la cultura formativa del centro. Se sugiere que, si se desea mejorar los índices de éxito escolar, se debe intervenir el centro como un todo, en donde los procesos de formación que se organicen respondan a las necesidades específicamente identificadas.


El estudio, que fue realizado en mayo de 2013 por el Instituto Dominicano de Evaluación e Investigación de la Calidad Educativa (IDEICE) y la Coordinación Educativa y Cultural Centroamericana, señala que el dominio de los contenidos matemáticos mostrado por los maestros es muy bajo, por lo que urge tomar medidas que ayuden a superar los resultados. La muestra de los centros participantes es representativa de los que tienen 500 o más estudiantes en la zona urbana marginal, y de los que tienen 200 estudiantes o más en la zona rural. De esos centros participaron 2,242 docentes (maestros, coordinadores docentes y directores) de primer grado a cuarto.


El 95% de los centros educativos participantes son del sector público y el 5% semioficiales. El 33% de los docentes labora en la zona rural y el restante 67% en la zona urbana y urbana marginal. Se encontró, además, que los docentes son en su mayoría mujeres, de 31 a 40 años de edad, con 6 a 15 años de servicio en el sistema educativo. El 87% tiene grado de licenciatura o más, el 92% participa en grupos pedagógicos, el 97% recibe acompañamiento pedagógico en el aula y el 67% ha recibido actualización en matemática en los últimos 3 años. El 31% de los docentes informa que tiene grupos de 36 estudiantes o más. El 25% reporta que en su aula hay de 1.6 estudiantes que trabajan, mientras que el 9% afirma que en sus aulas hay estudiantes que no dominan el español.


El rendimiento promedio de los docentes es de 59.43, con una desviación estándar de 16.60; el de los que laboran en los centros con bajo índice de fracaso es 60.45 y el de los que pertenecen a los centros con alto índice de fracaso de 58.22. El mayor rendimiento se obtuvo en los temas de geometría con 65% y el menor en mediciones con 45%. Los docentes con mayor dominio de los contenidos matemáticos laboran en los centros educativos con mayor índice de fracaso y viceversa.


Sugerencias. El informe señala que a partir de los resultados del estudio, se recomienda desarrollar políticas de formación matemática, en programas de formación inicial y continua que aseguren el desarrollo de las competencias que requiere el docente para poder desempeñarse con eficiencia.


Asimismo, priorizar el establecimiento de mecanismos de certificación docente, la transformación de la carrera profesional para hacerla atractiva a estudiantes exitosos, mediante mejoras en la remuneración, el reconocimiento social de los logros y el establecimiento de oportunidades de ascenso en la carrera docente, estructuradas de forma tal que los docentes puedan ascender en la misma sin necesidad de abandonar las aulas al pasar a un cargo con mejor nivel.


Sugiere que el Instituto Nacional de Formación y Capacitación Magisterial (Inafocam), con el concurso de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), debe impulsar procesos de formación continua que respondan a una estrategia integral dirigida a fortalecer el dominio de los contenidos matemáticos por parte de los maestros del primer ciclo.