athLa falta de seguridad social, el maltrato verbal y en algunos casos físico, así como deplorables salarios que no llegan al sueldo mínimo, son algunos de los problemas que enfrentan las más de 230 mil trabajadoras domésticas a nivel nacional, aseguró ayer la secretaria de la Asociación de Trabajadoras del Hogar (ATH), Elena Pérez.


Dijo que de acuerdo a una encuesta con una muestra de 300 domésticas en el Gran Santo Domingo y Santiago, estás ganan entre RD$3 mil y 5 mi pesos mensuales, ya que la ley no les establece un sueldo mínimo.


Al participar en el foro nacional “Trabajo Doméstico, Libertad Social y Diálogo Social”, manifestó que buscan tener libertad sindical y representación en los organismos nacionales e internacionales y diálogo social, y así poder acceder a negociaciones colectivas. “Que nosotras podamos negociar qué cosas queremos y lo que nos conviene”.


También que sea ratificado el Convenio 189 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT). Presidenta ATH. De su lado, la presidenta de ATH, Victoria García, aseguró que la ministra de Trabajo, Maritza Hernández, les ha vetado el Convenio 189, el cual da protección a las trabajadoras domésticas.


Explicó que el Convenio establece los derechos y principios básicos de ellas, y le exige al Estado tomar una serie de medidas con la finalidad de que el trabajo decente sea una realidad para las trabajadoras domésticas. Indicó que este Convenio fue ratificado por el Congreso Nacional el 2 de julio del 2013, y lo que falta es la inscripción a la OIT, y es responsabilidad del Ministerio de Trabajo inscribirlo.


“Es importante que la ministra sepa que no nos vamos a arrodillar, que vamos a estar en pie de lucha porque ella no va a tronchar nuestros sueños de justicia social para las trabajadoras domésticas”, sostuvo. Destacó que el Convenio establece la fijación de por lo menos un salario mínimo. Indicó que este salario mínimo tendrían que discutirlo, pues hay que sentarse en la mesa del diálogo para discutirlo. Dijo que aspiran por lo menos a ganar RD$10 mil, descanso semanal y que les paguen las vacaciones.