blSANTO DOMINGO. El Tribunal Constitucional (TC) rechazó que la prohibición temporal a la concesión de nuevas licencias a las bancas de lotería y apuesta deportivas, que actualmente ascienden a 30,750, sea violatoria de la Constitución de la República y la libre empresa.


Mediante sentencia TC/0280/14, infiere que la prohibición establecida en la disposición impugnada reconoce la capacidad deficiente del Estado para controlar una mayor cantidad de bancas de lotería y apuestas a las existentes a la fecha de la promulgación de Ley 139-11.


La alta corte rechazó una acción directa de inconstitucionalidad interpuesta por la Federación Nacional de Bancas de Lotería (Fenabanca) contra el artículo 8 de esa norma, “por tratarse de una restricción de carácter temporal justificada en el interés nacional”. Consigna la facultad reguladora del Estado en determinado campo de la economía. Sostiene que la regulación por parte del Estado en distintas áreas de la economía no supone la violación al derecho de libertad de empresa.


“La potestad interventora del Estado en la regulación de la economía proviene del artículo 50.2 de la Constitución”. Sin embargo, considera que de la Ley Sustantiva se sustraen los límites con que cuenta este poder configurativo del legislador en materia de regulación del ejercicio de los derechos fundamentales.


Dicho así, el artículo 74.2 de la Constitución dispone que “sólo por ley, en los casos permitidos por esta Constitución, podrá regularse el ejercicio de los derechos y garantías fundamentales, respetando su contenido esencial y el principio de razonabilidad”, lo que indica que el TC puede limitarlos conforme al citado artículo.


Contrario al planteamiento de la accionante, la alta corte sostiene que el hecho de que la disposición contenida en el artículo 8 de la Ley núm. 139-11 prohíba temporalmente la concesión de nuevas licencias a las bancas de lotería y apuesta deportivas no impide necesariamente la incursión de nuevos comerciantes en este negocio.