PapaEl papa Francisco advirtió a los países participantes en la cumbre del Clima que se está celebrando en Lima que el tiempo para encontrar soluciones al cambio climático “se está agotando”.


Así se lee en el mensaje que envió al ministro de Medio Ambiente peruano y presidente de esta conferencia sobre el cambio climático, Manuel Pulga Vidal, y que publicó hoy la oficina de prensa del Vaticano. “El tiempo para encontrar soluciones globales se está agotando. Solamente podremos hallar soluciones adecuadas si actuamos juntos y concordes. Existe, por tanto, un claro, definitivo e impostergable imperativo ético de actuar”, aseveró el pontífice.


Para Francisco, la lucha contra calentamiento global “será posible únicamente con una responsable respuesta colectiva, que supere intereses y comportamientos particulares y se desarrolle libre de presiones políticas y económicas”.


Y agregó que una respuesta colectiva puede ser también capaz “de superar actitudes de desconfianza y promover una cultura de la solidaridad, del encuentro y el diálogo y capaz de mostrar la responsabilidad de proteger el planeta y la familia humana”.


En el mensaje, el pontífice argentino expresó su “cercanía y aliento” a los participantes y a éstos les recordó que los temas que se están debatiendo “afectan a toda la humanidad, en particular a los más pobres y a las generaciones futuras”. “Más aún, se trata de una grave responsabilidad ética y moral”, destacó.


Francisco recordó que es “significativo que la conferencia se desarrolle en las costas adyacentes a la corriente marítima de Humboldt, que une en un abrazo simbólico los pueblos de América, Oceanía y Asia y que cumple un papel determinante en el clima de todo el planeta”.


Según el pontífice, “las consecuencias de los cambios ambientales, que ya se sienten de modo dramático en muchos Estados, sobre todo los insulares del Pacífico, nos recuerdan la gravedad de la incuria y de la inacción”. Francisco concluyó el mensaje deseando que la Conferencia de Lima, así como en los encuentros sucesivos, “sean decisivos para las negociaciones sobre el clima”.