CriticaEl nuevo rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), sacerdote Ramón Alfredo de la Cruz Baldera, consideró que la respuesta adecuada en torno a las observaciones al Código Penal que se debaten en el Congreso Nacional, debe ser el resultado de un diálogo entre ciencia, fe y razón.


Asimismo, estimó que en el tratamiento del tema “está saliendo mucho fundamentalismo”, y que “éste no conduce a nada, ni el político, ni el económico ni el religioso”. Sostuvo que ese fundamentalismo surge “cuando el papa Francisco está diciendo todo lo contrario”. “Ayudemos al papa a abrirnos como una iglesia renovada, que sea motivo y motor de conducción hacia una sociedad nueva”, dijo.


Transformaciones


Respecto a los retos que enfrenta la Iglesia Católica en la actualidad y los escándalos que la cuestionan, De la Cruz Baldera entiende que esa institución “vive un momento maravilloso actualmente”.


“Vivo con alegría este momento de la Iglesia. Los conflictos y escándalos son una manifestación para ser mejor”, agregó. A su modo de ver, “el hombre de fe encuentra la luz en eso que supuestamente es un fracaso y estoy seguro de que la Iglesia saldrá fortalecida de todos esos conflictos y brillará con nueva luz”.


En cuanto a la aceptación de los homosexuales en la Iglesia, el nuevo rector de la PUCMM, quien asumirá el cargo el próximo 15 de enero, expresó que “en la aceptación de las diferencias del otro es que está la paz” y, en tal sentido, dijo asumir la misma posición del papa Francisco.


“Hay que ver en cada persona a un ser humano, ayudarlo en sus dificultades, y aceptarle sus diferencias, pues lo importante es el corazón humano”, expuso, al ser entrevistado en su oficina de la Universidad Católica Nordestana (UCNE), donde aún es rector y prepara su paso a la PUCMM. Planteó que, en la medida en que se vive la fe, y se ve a los demás como seres sagrados, que merecen todo respeto, pese a ser diferentes de la manera propia de pensar y de ser, “no hay que andar juzgando”.


El padre De la Cruz Baldera fue aprobado por el Vaticano como rector de la PUCMM, por un período de cuatro años, en sustitución de monseñor Agripino Núñez Collado, quien desempeñaba la función desde hace 44 años. Además es presidente de la Asociación Dominicana de Rectores de Universidades Incorporadas (ADRU).