Ebola


El estado del médico italiano infectado de ébola en Sierra Leona y hospitalizado desde el 25 de noviembre en Roma ha sufrido en las últimas horas un nuevo “ligero empeoramiento”, según el último parte médico del hospital Spallanzani.


En el parte médico se especificó que el médico, que trabajaba en el país africano con la organización humanitaria Emergency, continúa presentando fiebre alta, debilidad y un exantema difundido por todo el cuerpo, pero respira por sus propios medios y es consciente y responde a las preguntas que se le formulan.


El paciente, el primer italiano repatriado desde que se desatara la epidemia, recibió ayer una segunda transfusión de plasma de uno de los enfermos que se curaron en Alemania y “no ha tenido ninguna reacción adversa”.


En un primer momento había recibido una transfusión con el plasma de la auxiliar española curada, Teresa Romero, según dijo la ministra de Sanidad, Beatrice Lorenzin, aunque los médicos no quisieron confirmar la identidad del donante.


Según el parte, la función renal es normal y se ha producido una mejoría de los niveles de las transaminasas (las enzimas en el interior de las células hepáticas).


El médico de Emergency es el primer italiano repatriado desde que se desatara la epidemia, se encuentra ingresado en el hospital Lazzaro Spallanzani de la capital, especializado en el tratamiento de enfermedades infecciosas.


Siciliano, casado y con dos hijas, trabajaba desde el pasado 18 de octubre en la estructura para enfermos de ébola que Emergency tiene en Lakka, en el oeste de Sierra Leona. Desde el martes permanece en cuarentena en la primera planta del dicho hospital, atendido por un equipo de 15 médicos y 15 enfermeras voluntarios.